«Nadie se merece vivir en esta situación»

Paula Lapoujade boluntaria

Os invitamos a leer el texto que ha escrito Paula, voluntaria de Donostia que ha estado trabajando desde diciembre en nuestra cocina de Lesbos y a la que vamos a echar muchísimo de menos.

Hoy es el último día de esta experiencia.

Me remueven muchos sentimientos: impotencia, tristeza, injusticia… Creo que por mucho que intente ponerme en la piel de todas las personas que viven en el campo, es imposible imaginarme la desesperanza y la agonía que viven día a día. Cada persona que vive ahí adentro tenía un sueño, una meta, una vida. Y ahora sólo les queda esperar a que les devuelvan su libertad y su identidad, sin que puedan hacer nada. Viendo pasar los días y la vida mientras pierden la esperanza.

Gracias a Zaporeak, he podido pasar aquí un tiempo, colaborar con este proyecto y acercarme a la cruel realidad que viven las personas refugiadas. En la cocina he podido vivir momentos inolvidables, escuchar muchas historias y conocer personas maravillosas. Y todas tenían algo en común: la falta de libertad y de decisión sobre su persona. El no saber qué va a ser de cada uno de ellas. Y, mientras tanto, ver cómo pasa la vida.

Hoy me voy físicamente de aquí, pero no pienso vivir con el cargo de conciencia de no hacer nada. Así que, allá donde esté, seguiré luchando por que se cumplan los derechos humanos de todas las personas.

Nadie se merece vivir en esta situación.